martes, 7 de diciembre de 2010

Excesos


¡Que de un paso al frente quien no cometió un exceso en su vida! 
Unos de una forma, otros de otra pero TODOS nos pasamos de la ralla en algún momento.
“Exceso” suele ser señal de negativo, pero la gente no caemos en la cuenta de que a veces los excesos son positivos. Pongamos ejemplos:
Una borrachera no es buena para nuestra salud pero nos ha servido para hacer lo que no nos hubiéramos atrevido a hacer en estado consciente o por el contrario la resaca del día siguiente nos sirve para darnos cuenta de lo que no debimos haber hecho.
El exceso de confianza, por ejemplo, nos puede servir para encontrar los límites de ésta. Pensemos en otro: pasarnos de graciosillos nos sirvió para tentar el sentido del humor de los demás.

La palabra exceso reúne en su saco los excesos tanto de nuestro carácter como de comportamiento. No buscaré más ejemplos, prefiero que los encontréis vosotras. Pensad en el saco de vuestros excesos... 
¿Alguien puede hablar de un exceso que haya sido positivo en su vida?

1 comentario:

  1. El "puntillo" que pillé en las fiestas del pueblo me hizo olvidarme de lo que los demás pensaban de mí en ese momento, del miedo atroz que tenia al ponerme delante de aquel chico... Y lo recuerdo perfectamente, realmente fue gratificante dejar de plantearse las cosas que me dan miedo día a día.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.