martes, 4 de octubre de 2011

¿Sabéis qué es la tensión de los opuestos?




He estado compartiendo mi tiempo con un libro llamado Martes con mi viejo profesor  (Mitch Albom), de entre las muchas citas que he seleccionado como “importantes y a recordar para la vida” comparto con vosotras qué es eso de “la tensión de los opuestos”.

-“La vida es una serie de tirones hacia atrás y hacia adelante. Quieres hacer una cosa pero estás obligado a hacer otra diferente. Algo te hace daño pero sabes que no debería hacértelo. Das por supuestas cosas, aunque sabes que no deberías dar nada por supuesto. Es una tensión de opuestos, como una goma elástica. Y la mayoría de nosotros vive en un punto intermedio.
-Como un combate de lucha libre (…) ¿y quién gana?
-Gana el amor. El amor gana siempre.”
Pág. 55

Hace tiempo me propuse un relato sobre el conocido debate interior entre los deberes y los deseos. Mucho tiempo después no he quedado convencida con el resultado de este relato, en la época en que lo escribí me fui complicado explicar esta tensión entre lo que debemos hacer (nuestras obligaciones físicas, morales…) y lo que anhelamos con ansias. Puede que no comprendiera bien esta dicotomía llamada “tensión de los opuestos”. Hasta hoy, quizás.


Pensad por un momento en estas contradicciones que se pelean a diario en vuestra vida. ¿Quién combate ahora mismo en vuestro interior?

Quizá sea la lucha entre reír o llorar, entre arriesgarse o quedarse igual, entre seguir con él o cortar para siempre, entre llamarle o esperar a que me llame…

Es un combate constante, sí, todo depende del momento para darle más ventaja a una parte o a otra…

6 comentarios:

  1. Es una gran reflexión, sí. En toda nuestra vida creo que siempre nos debatimos entre una cosa y la otra. Decisiones.... ese compañero que te cuesta elegir, dudas, piensas qué será lo mejor para tí y muchas veces, esas decisiones son las que marcan de alguna manera tu vida.
    Cuando dices "El amor siempre gana", creo que tiene toda la razón. Siempre deberíamos preguntarle a nuestro corazón, creo que él muchas veces intuye cosas que nosotras mismas desconocemos o que intentamos que no se manifiesten para evitarnos problemas.

    Esperando tu próxima entrada!!! Besos!

    ResponderEliminar
  2. Vale, lo entiendo. Siempre gana el amor. Pero, ¿qué pasa cuando no gana el amor?¿qué pasa si movidos por el amor este nos traiciona? ¿quién gana entonces?

    ResponderEliminar
  3. Gracias por participar con vuestros comentarios ;)
    creo que esa referencia que gana siempre el amor está muy bien reflejada en el comentario de Ewen. Pienso que no se ha de tomar en el sentido estricto del "amor" sino en no reprimir lo que sentimos, es decir, abriendo nuestro corazón para poder decidir. Aunque, como todo, siempre hay excepciones en la vida.

    ResponderEliminar
  4. La vida es un camino lleno de obstáculos que tenemos que ir sorteando.
    Que tengas una buena semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola de nuevo, te comente con otro perfil que no entra directo a mi blog, si te gusta la poesía pinchas en este y entras directo.
    feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. Chorrada Heráclito hablaba de ésto mucho antes que Mitch. La respuesta no es quien gana ¡ Pues no puede ganar nadie ! La tensión de opuestos es lo que crea. Es el conflicto lo que hace avanzar y crear necesidades. Sigmund Freud decía (por una parte) que si un niño REPRIME la atracción fraternal, será para poder enfocarse en buscar una pareja semejante. Sin la tensión de opuestos no buscariamos esa pareja, no amariamos las cosas y todo quedaría a la destrucción, a ser pusilánime.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.